telefono contacto

sec vir Secretaría Virtual   bolsa de la compra Tienda |telf1954 513 892   |  loc1 Localización

 

Circulares Informativas

Circular  Undécima semana a distancia


 Queridas familias:

Undécima semana en casa, ya nos queda muy poquito para terminar el curso, nos encontramos en la recta final de este año tan particular, diferente y donde todos hemos tenido que poner lo mejor de nosotros mismos en nuestro día a día.

Como todos los jueves, os informo de fechas importantes a tener en cuenta y de las reuniones mantenidas en esta semana:

-               El lunes 1 de junio recibiréis a través de Dinantia las instrucciones para cumplimentar la matrícula de vuestros hijos a distancia.

-          En la próxima circular del jueves, os explicaremos las fechas claves de Junio: evaluaciones, entrega de notas, fin de curso y despedida de 4º ESO online.

En las diferentes reuniones de ciclos y cursos que mantuve la semana pasada con los profesores, todos coincidían en que el ritmo de nuestros niños ha descendido, afecta el calor, las ganas de verano y la fase 2. También es vuestro sentir, según me han transmitido las familias delegadas de curso. Nuestros niños necesitan salir, disfrutar del aire libre y del encuentro con amigos y esto además es fundamental si queremos conseguir el desarrollo integral de la persona. Ha sido mucho el esfuerzo que han realizado hasta ahora y por lo tanto conviene en estos días que quedan, disminuir nuestra exigencia y ofrecerles otro tipo de experiencias de aprendizaje diferentes, más adaptadas a la realidad que están viviendo en estos momentos y de esta forma hacer más llevadera la cuesta final de junio (si estuvieran en el cole, ya estaríamos con los ensayos y con las fiestas de fin de curso).

Entramos en una nueva fase de desescalada, hay familias que comienzan a trabajar fuera de casa, los horarios de salidas y la organización familiar de nuevo cambia. Una vez más, las normas y rutinas de casa deben quedar muy claras para evitar posibles conflictos. En esta nueva fase que comenzamos, la gestión del tiempo es fundamental, hay que definir los momentos de estudio o trabajo, de paseo, de ocio y el tiempo en familia (no perdamos lo que hemos recuperado). Cuando todos estábamos confinados necesitábamos estar conectados en todo momento, al trabajo, a los amigos, a la familia, teniendo notificaciones a todas horas. Esto nos ha supuesto, por un lado, el estar con la mente entretenida, pero por otro, estar disponible a cualquier hora del día. Ahora la historia vuelve a cambiar y nos comienza a causar estrés y ansiedad el querer recuperar la vida fuera de las paredes de nuestra casa y la costumbre de estar disponibles las 24 horas.

Familias, os pido en la medida de vuestras posibilidades, que establezcáis unos horarios respetando esos tiempos de trabajo y descanso. Para los que trabajáis en esta fase fuera de casa, ese horario es más fácil de cumplir, está más definido y regulado. Sin embargo, los que trabajáis sin salir, debéis intentar poner un límite razonable al tiempo de dedicación del teletrabajo, su exceso provoca ansiedad e insatisfacción. Por otro lado, la unión de teletrabajo e hijos, produce la sensación de estar más tiempo con los niños, pero no siempre es real o de calidad, ya que atender las exigencias del trabajo puede convertirse en el centro de nuestro día y sin ser conscientes, dejar de lado los pequeños ratos con nuestra familia.

A mis profesores, les pido exactamente lo mismo, ha sido mucho el esfuerzo en estos meses y mucha la dedicación intentando suplir las clases presenciales y ayudando a las familias en todo lo que podían. Ahora que hemos cambiado de fase, hay que recuperar un tiempo para la familia y desconectar, aunque sea un rato el fin de semana, es mucha la tarea y vuestro grado de exigencia con vosotros mismos, pero si no encontramos momentos de desconexión digital, vamos a tambalear nuestra estabilidad emocional y familiar. Nuestra vida siempre ha sido así: correcciones, preparar clases, buscar nuevas tareas y estrategias innovadoras, pero ahora se une la exigencia de dar respuesta inmediata a las necesidades de nuestros niños a cualquier hora y eso es lo que nos está generando estrés. Es momento de educar también en la paciencia, los niños pueden esperar si tienen alguna duda o necesidad a sus horas de clase y debemos definir con claridad los tiempos destinados a cada ámbito de la vida.

Con respecto a nuestros niñoshay que controlar el tiempo de exposición a dispositivos digitales, pero con flexibilidad. Han necesitado ese enganche para su aprendizaje y para mantener sus relaciones sociales. Ahora con delicadeza, hay que ofrecerles otros encuentros que sustituyan las horas que han pasado conectados. Ir reduciendo el tiempo de móvil u ordenador, pero de forma gradual, intentando que no sea una prohibición, sino una norma para todos en casa o compensando esos ratos por otros que sean igualmente atractivos pero mejores para su salud.

Para los más pequeñosel exceso de pantallas digitales puede provocar problemas en el dominio de la atención y en el autocontrol. Una hiperestimulación puede producir problemas en el aprendizaje, mermar la creatividad y aumentar la frustración, ya que cada vez va a necesitar más estímulos y más intensos para focalizar su atención. Los alumnos deben desarrollar su competencia digital, pero en su justa medida. Todos los excesos son peligrosos y perjudiciales. Por ello es tan importante gestionar los tiempos de dedicación a cada tarea o ámbitos para conseguir un desarrollo armónico en nuestros niños.

Finalizadas las reuniones con familias delegadas (a las cuales agradezco infinitamente su ayuda y entrega), os informo de vuestras aportaciones que tendremos en cuenta para el próximo curso:

En todas las reuniones mantenidas, los padres delegados expresan su gratitud y dan la enhorabuena al equipo docente, valoran el esfuerzo del profesorado y destacan positivamente la organización y dedicación de las acciones emprendidas por parte del colegio, dando respuesta no sólo en el ámbito académico, sino emocional y espiritual. Valoran la organización, la distribución y tipo de tareas, la coordinación entre profesores, el afán de superación y disponibilidad del profesorado. Los alumnos han seguido su rutina, han aprendido y han mejorado en autonomía y responsabilidad.

Como propuesta de mejora, todos los cursos coinciden en estrechar lazos de unión entre alumnos y profesores. Los niños necesitan a sus referentes en las tareas escolares: las explicaciones sobre todo en las de asignaturas troncales, organizar con los alumnos las tareas, reflexionar sobre ellas, explicar conceptos nuevos o resolver dudas y poder controlar a final de semana que la han realizado sin dificultad, hacer más encuentros tutoriales en pequeños grupos.

Seguimos avanzando, trabajando en las dos líneas que os comunicaba en la circular anterior, por un lado, suponiendo que tenemos clases presenciales (pensando espacios y posibilidades, además de establecer hábitos de higiene integrados en las rutinas de clase), y por otro lado, en mejorar nuestro colegio online, ofrecer experiencias de aprendizaje más adaptadas y con recursos digitales más innovadores y buscar mecanismos para fortalecer la relación entre profesor y alumno. Sé que este tema os inquieta muchísimo, intentaremos adaptarnos lo mejor posible a vuestra realidad, pero la incertidumbre hace que no podamos tener definido ningún escenario. Tendremos que seguir planificando teniendo en cuenta las dos posibilidades e intentar unirlas lo mejor posible.

En esta nueva fase que comenzamos debemos resituarnos, con calma, con relativa normalidad (sabiendo que convivimos con el peligro y hay que poner todas las medidas de seguridad que estén a nuestro alcance). Hacer frente a una normalidad con precauciones, donde los pensamientos de contagio no nos pueden dominar, ni tampoco vivir pensando que ya todo ha pasado. Tenemos un gran reto por delante, que no es solamente adaptarnos al cambio, sino aprender a vivir en continuo cambio. Así es la vida, incierta e impredecible, pero justo esto es lo que la hace apasionante y por tanto la convierte en una gran aventura.

No puedo despedirme sin agradeceros, una vez más, todo el esfuerzo y la dedicación que ponéis en la educación de vuestros hijos; gracias a los profesores por su incansable labor (se están dejando la piel por cada uno de sus alumnos); gracias a nuestros niños por su actitud positiva ante las circunstancias, por cómo la han afrontado, por su grado de madurez y responsabilidad, siendo a veces modelos incluso para nosotros; gracias al personal no docente que trabaja para que todo esté listo cuando los niños puedan volver y gracias a nuestro equipo directivo al que adoro y que tanto me ayudan. Gracias a todos por vuestro apoyo y por el cariño que nos demostráis a diario. Me reitero en todas mis circulares, pero es que me siento tremendamente agradecida.

GRACIAS

Sofía.

Busca aquí...

Patrocinadores Oficiales

macmillan

JoomBall - Cookies